Tijuana, Baja California, 19 de Febrero de 2016._  No hay más. El mandato de Miguel Herrera es concretar la victoria en casa. Aún cuando el primer triunfo del Clausura 2016 en el Estadio Caliente se quedó a tres minutos de consumarse, y después que los visitantes sacaron la pelota parados en la línea de meta, no es suficiente para el entrenador, quien define a su plantel como un equipo con argumentos para ganar tanto dentro, como fuera de casa.

“Es meter la pelota que tenemos para meterla”, dijo Herrera en conferencia de prensa. “Estamos yendo a sacar resultados importantes de visitantes con gran esfuerzo y determinación, pero el equipo está diseñado para ganar de local y de visitante, acá nos está faltando la puntilla en el momento exacto”, agregó.

Los Canes Aztecas pudieron descifrar el cerrojo defensivo que presentó el equipo visitante. Al minuto 81 abrió el marcador tras una jugada individual de Paul Arriola, quien mandó un centro que no pudo cortar la defensa para la llegada del gol de Dayro Moreno.

Los Xoloitzcuintles habían dominado el duelo. Generaron opciones en el frente de ataque e incluso estuvieron a centímetros del 2-0 en al menos 4 ocasiones, sin embargo la “caprichosa” decidió no entrar y mantener en suspenso el primer festejo completo del Clausura 2016 en el Territorio Xoloitzcuintle.

Sin embargo una jugada aislada cambió el resultado final. Un tiro de esquina circunstancial generó la aparición de Cristian Pellerano, quien aprovechó un remate defectuoso que sacó Alejandro Gagliardi, para rematar a quemarropa ante la salida de Federico Vilar en el minuto 87.

Herrera puntualizó la importancia que tendrán los Xoloitzcuinltes de rehacerse ante su afición lo antes posible. Por ahora se viene el partido de COPA MX-Clausura 2016 ante el Atlas de Guadalajara el próximo miércoles en la Frontera, un partido con tintes de Primera División en el que el Club Tijuana buscará calificar a la Liguilla del torneo copero.

Comments are closed.