EL CLÀSICO SE PINTÒ AZULCREMA

Daba inicio la 220 edición del Clásico Nacional, con un gran recibimiento de la afición rojiblanca, un pequeño mosaico y un tiffo que mostraba tres grandes jugadores que ha tenido el club y la leyenda que decía “ Campeonísimo solo uno “, así comenzó a rodar el balón sobre el terreno de juego, con un tiro libre de López que paso desviado del arco de González, minutos más tarde, el estadio Chivas estalló en euforia, pero quedo en silencio cuando se marcó el fuera de juego por parte de Isaac Brizuela, poco después los de Coapa reaccionaron y tuvieron una importante llegada hasta el área que Salcedo acortó .

Termino la primera parte con no muchas jugadas claras de gol y faltando ese toque que deben tener los clásicos, ese extra que se debe ver en cada uno por la camiseta de su equipo, tres cartones preventivos, Salcedo para los locales, Peralta por fuerte entrada a Zaldívar, mientras que Quintero en una jugada similar pero al portero de Chivas.

La segunda mitad fue totalmente distinta, apenas al minuto tres, el América se puso al frente por conducto de Quintero, once minutos más tarde en centro preciso de Sambueza para que Peralta llegara a rematar solo entre tres jugadores rojiblancos, y con esto la euforia de la parcialidad azulcrema que parecía estar escondida y esto impulso el apoyo con el ya famoso “vamos América”, la situación no podía ser peor para los de Almeyda cuando al 14 Cisneros fue expulsado por una entrada sobre Paul Aguilar, que con esto inicio una pequeña pelea entre jugadores de ambos equipos y Omar Bravo también salió con cartón amarillo, la afición por su parte protestando las malas decisiones que para ellos el árbitro había tomado, y comenzaron a arrojar vasos con cerveza y cuanto objeto podían, en una siguiente jugada al mismo Paul al levantarse le cae un vaso en la espalda, lo que aprovecho para ganar unos minutos, exagerando la acción.

Entro de cambio Carlos Peña quien acortaría la ventaja en una buena jugada dentro del área, al final sería todo, un equipo de Chivas volcado al frente, tratando de empatar el encuentro, y un estadio metido de lleno con su equipo, pero al final no les alcanzó y termina esta edición del clásico nacional pintado de azulcrema.

Nota: Miguel A.Guillermo

Foto: Jose Javier Aguilera

Comments are closed.