Sábado 2 de abril de 2016. Avondale, Arizona. Scott Dixon se llevó la bandera a cuadros en el Desert Diamond West Valley Phoenix Grand Prix, de la Verizon IndyCar Series, después de dominar  159 vueltas de las 250 que duró el evento, siendo esta su victoria número 39 y primera en el óvalo de Phoenix.

Durante los vueltas de calificación el piloto brasileño Helio Castroneves impuso un récord de velocidad y calificó en la pole para la carrera de este día e irónicamente el último en calificar fue Scott Dixon.

En la parrilla de salida, Tony Kanaan del equipo Ganassi/Chevrole y Pablo Montoya del equipo Penske/Chevrolet estaban detrás de Castroneves, listos para dar inicio a la contienda.

Antes del inicio de las 290 millas de la Verizon IndyCar Series en el óvalo de una milla, Montoya era líder de la serie con 51 puntos, mientras que Castroneves iniciaba con 32 puntos, en esta segunda carrera de la serie.

En este año, Verizon IndyCar Series, decidió acercar el espectáculo a los asistentes y les permitió realizar un recorrido por la zona de garages (cocheras) de cada uno de los equipos participantes. Durante estos recorridos, los visitantes pudieron no solo ver los autos de carreras de cerca sino escuchar explicaciones de las acciones que los mecánicos, técnicos e ingenieros estaban llevando a cabo en esos momentos. Sin duda una experiencia única para los espectadores en esta ciudad.

Las primeras 15 vueltas habían transcurrido y estas eran las primeras cinco posiciones: Castroneves, Kanaan, Montoya, Kimball y Carpenter. Para los demás pilotos la estrategia era simple: ahorrar combustible y terminar la carrera. Pero, para Montoya, la estrategia era mantenerse cerca de Castroneves, buscando la oportunidad de arrebatar el liderazgo.

Esa oportunidad vino para Pablo de la forma más inesperada en la vuelta número 40, cuando la llanta delantera derecha del auto de Helio sufrió una cortada, lo que le hizo perder su posición y una vuelta completa.

Pero la competencia aún no terminaba y de manera irónica, la llanta delantera derecha del auto de Pablo Montoya sufrió una rajadura, por lo cual tuvo que hacer una visita no programada a los pits para reemplazarla.

Todas las posiciones cambiaron en ese momento y fue Scott Dixon, a bordo del auto número 9 ,quien se quedó en la primera posición seguido por Will Power y Tony Kanaan, mientras que Pablo y Helio eran rezagados durante los incidentes.

Cuando faltaban 45 vueltas para finalizar una bandera amarilla fue testigo de más cambios en cada posición, excepto por el primer lugar, aún dominado por Scott Dixon, seguido por Simon Pagenaud. Una de las sorpresas fue Scott Chilton, el novato que se pudo colocar en el lugar número 5. Sin embargo unas vueltas más adelante perdería esa posición y caería en la número 7.

Tony Kanaan, faltando 25 vueltas, rebasó de manera espectacular y se posicionó en el lugar número 4. Mientras tanto Pablo Montoya continuaba en la décima posición, seguido por Helio Castroneves en la onceaba.

Faltaban dos vueltas para el fin de la carrera cuando una bandera amarilla se vio en la pisa, seguida de una bandera blanca indicando que solo quedaba una vuelta, por lo cual la carrera terminó en bandera amarilla.

La tabla final de resultados fue la siguiente

Posición Auto Número Piloto
1 9 Scott Dixon
2 22 Simón Pagenaud
3 12 Will Power
4 10 Tony Kanaan
5 15 Graham Rahal
6 21 Josef Newgarden
7 8 Max Chilton
8 11 Sebastián Bourdais
9 2 Juan Pablo Montoya
10 28 Ryan Hunter-Reay
11 3 Helio Castroneves
12 83 Charlie Kimball

Comments are closed.