¿Falló Argentina? o ¿Falló Messi?. 

Copa Mundial FIFA Rusia 2018

Con el gol de Gabriel Mercado al ’48, apenas iniciado el segundo tiempo, Argentina soñaba. Tras un primer periodo donde Francia tomó la ventaja al ’13 cuando el delantero del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann, cobra exitosamente un penal cometido por Marcos Rojo. Las cosas iban sin sorpresas, es decir, Francia ganando era lo que los expertos veían venir. Pero las calidades individuales de los albiceleste era lo que los había traído hasta aquí.  Fue así como al ’41, el jugador del PSG, Ángel Di María, que recibe de Ever Banega en la esquina derecha del area de LLoris, y saca un soberbio remate que dejó sin oportunidad al arquero francés. Con este marcador, iniciaba un segundo tiempo con oportunidades para ambos contendientes, Francia atacando con velocidad relampagueante, y Argentina apostando al contraataque y a las individualidades, especialmente en el talento del 10, y fue Messi que se creó una por el mismo lado desde donde vino el gol de Di María, le cae la pelota tras un rechace de Paul Pogba, saca un zurdazo que es desviado por Mercado y éste vence al arquero del Tottenham.

    La moneda estaba en el aire, y Francia estaba aparentemente desordenada por el gol recibido, pero cuando mejor se veía el horizonte para los de San Paoli, apenas 9 min después llega el empate por conducto del defensor del Stuttgart de la Bundesliga, Benjamin Pavard. Un centro de Lucas Hernandez desde la izquierda que cruza toda el área hasta donde la esperaba Pavard, que con un maravilloso gesto técnico, echa el cuerpo hacia atrás y remata de derecha al segundo poste para vencer a Armani, que no tuvo nada que hacer. Cuando Francia parecía estar tocada, viene este empate que cambiaría el animo en ambos equipos, Francia retomaba la confianza y argentina las dudas.

    Apenas siete minutos después llegaría otra vez Mbapé (él es quien provocó el penal) y pondía nuevamente a Les Bleus arriba en el marcador, otra vez Hernandez desborda por la izquierda, saca el centro al punto penal, donde remata Matuidi, el balón rebota en piernas argentinas y le cae al delantero del PSG, que en el mismo movimiento recibe y acomoda, para luego rematar de zurda y vencer a Armani. En un cuarto de hora, Argentina pasaba de ganar 2-1 a Perder 2-3. La velocidad de los jóvenes franceses estaba afectando, y mucho, a los veteranos albiceleste.

    Pero habría mas para los de Didier Deschamps, el campeón del mundo en ’98, aseguraría su presencia en los cuartos de final, con otro gol de el hombre del partido. Kylian Mbappé, otra vez un contraataque fugaz del equipo Galo, una pelota de Matuidi para Giroud frente a la media luna y de primera intención dá para el 10 que llega solo desde el lado derecho y saca el disparo de su pierna derecha para anotar el gol que a la postre sería el de la victoria, porque ya en tiempo de reposición, con Mbappé y Griezmann en el banco, el Kun Agüero pondría las cifras finales.

   El subcampeón en Brasil 2014 y subcampeón de las dos últimas ediciones de la Copa América, hoy no pudo ser rescatado, salvado, por Messi, que parece dar muestras de estar desgastado cuando viste la camiseta nacional, de que le ha pesado en demasía la presión de cargar con las responsabilidades de no sólo un equipo, si no de toda una nación.

   Habra quien argumente que le hace falta un campeonato mundial par ser considerado el mejor de todos los tiempos, habra quien lo vea diferente, lo que si es una realidad es que en Rusia no habra coronación argentina. Y como siempre la pregunta a discutir: ¿falló Argentina? o ¿falló Messi?. Para los aficionados en las Pampas argentinas dá igual, fallaron todos.

Enrique Rios

Bereavision.tv

Comments are closed.