En las recientes incorporaciones al transporte, el e-scooter ha se ha hecho muy popular debido a su bajo costo y accesibilidad.

Desde los estudiantes universitarios de Georgia State hasta los empleados de oficina, cualquier persona mayor de 18 años puede disfrutar de un paseo por el centro de Atlanta.

La introducción de los e-scooters en la ciudad se realizó en 2018, y atrajo la atención de personas de todas las edades. Compañías como Uber y Lyft incluso se unieron a la fabricación de sus propios scooters estacionados en áreas alrededor de Metro-Atlanta.

Birdlime, Jump y otras 5 compañías tienes casi el mismo rango de costos; una tarifa inicial de $1 y .15 ¢ por minuto. Pero su gran popularidad también ha comenzado a causar problemas. La gente deja los scooters dispersos por las calles donde a veces se dañan y son abandonados.

Recientemente se han promulgado nuevos reglamentos para mejorar los problemas surgidos llamada la Ordenanza 18-O-1322, establece que los usuarios de scooters deben usar carriles para bicicletas y no las banquetas peatonales, se recomienda que se use cascos pero no es obligatorios para las personas mayores de 16 años.

Se deben estacionar los scooters en áreas planas o en estacionamientos para bicicletas… No bloquear cualquier estacionamiento, cruces de peatones, puertas o caminos de acceso. Los pasajeros deben seguir las señales de tráfico y no pueden usar el teléfono celular mientras conducen.

Puede encontrar más información sobre las regulaciones del scooter en la ciudad de Atlanta en atlantaga.gov. Los E-Scooters continúan siendo una opción popular entre los residentes de Atlanta e incluso los visitantes debido a que no afectan el medio ambiente y su costo es accesible.

Bereavision/Atlanta.
Alejandra Garcia
Samai Calderon


Comments are closed.