Después de los fuertes enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa por la captura de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo Guzmán”, se habla de su supuesta liberación.

Según La Jornada, los elementos de la Guardia Nacional y el Ejercito Mexicano se vieron superados en número y tomaron la decisión de retirarse de la casa sin Guzmán, para evitar que creciera la ola de violencia en la ciudad.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana informó que ante las acciones violentas de los sicarios, el Ejército suspendió los operativos.

La situación de pánico que se vivió durante la tarde, obligó a los culichis a resguardarse en sus hogares para proteger vidas. Escuelas de todos los niveles escolares han suspendido clases y algunos vuelos del Aeropuerto Internacional de Culiacán fueron cancelados.

Hasta el momento las autoridades siguen sin emitir declaraciones y el país exige una explicación.

BM

Comments are closed.