(CDMX). El inicio de un año representa el comienzo de una nueva oportunidad, las familias de todo el mundo se reúnen con sus seres queridos, usan sus mejores ropas, guisan los platillos más ricos para cenar, 12 uvas, 12 propósitos para esperar juntos el primero de enero.

En la ya conocida iglesia La Luz del Mundo esta celebración es diferente.

Llama la atención que los miembros se congregan en sus templos para enaltecer a Dios por medio de un servicio de alabanzas, salmos o capítulos de memoria tomados de la biblia y una convivencia familiar.

Al término de este 2019 no fue la excepción, pues en la Ciudad y el Estado de México, así como 60 países alrededor del mundo, llenaron sus casas de oración en punto de las nueve de la noche, donde familia por familia; así como grupos de niños, jóvenes y señoritas, pasaban al frente para cantar y expresar gratitud.

Dentro de su culto, meditaron en los compromisos que desean realizar en todos los ámbitos de su vida, incluyendo la parte espíritual; asimismo, recibieron un impulso para ser ejemplo de buenas obras, sin avergonzarse de la enseñanza divina que profesan.

Con paciencia esperaron la primera hora de este 2020, para orar y agradecer a Dios por todo lo bueno que recibieron a lo largo de 365 días. En la misma incluyen a las autoridades y la sociedad, pues ellos sostienen que es enseñanza de su lider internacional, apóstol Naasón Joaquín, pedir en favor de todo el mundo.

Posteriormente, entre los miembros se dan un abrazo para desearse un feliz y próspero año; en el que dejan ver la bonita enseñanza de fraternidad que llevan a cabo aún sin ser familia de sangre.

Finalizaron compartiendo alimentos, conviviendo sanamente, alegres y en un ambiente de paz.

Así es como celebra esta asociación religiosa el inicio de un nuevo año y lo han hecho durante 93 años.

Betsayda Meza y Betsúa González.

Comments are closed.