(CDMX). En su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió no declarar sobre el bombardeo contra Irak, por parte de Estados Unidos, argumentando que es por respeto a los asuntos de otros países.

Minutos antes, había pedido solidaridad y hasta liberación en el caso de Julian Assange, hacker acusado de dar a conocer secretos de Estado de norteamérica, aunque tras ser cuestionado por el suceso del ataque contra el general Qasem Soleimani decidió no comentar al respecto.

“No me meto en eso, eso tiene que ver con política exterior, esto es otro asunto”, dijo en Palacio Nacional.

Aunque se le mencionó al primer mandatario que su opinión anterior implicaba a otra nación, el insistió que no era lo mismo.

“No puedo opinar sobre eso, es distinto. Me la pones fácil, el artículo 89 de nuestra Constitución habla de que en política exterior México debe de procurar defender los derechos humanos, esto es lo que estoy haciendo. Y en ese mismo artículo se establece que en política exterior México debe de apegarse a los principios de no intervención y de autodeterminación de los pueblos, es lo que estoy haciendo”, señaló el presidente.

BM

Comments are closed.