(CDMX). Los precios del petróleo han caído desde el 6 de marzo hasta un promedio de 30 por ciento, derivado de un desacuerdo entre los principales productores de crudo, tras reducirse la producción ante un entorno de menor demanda por la pandemia del coronavirus, lo que provocó una sobreoferta.

Según Héctor Magaña, profesor de Contabilidad y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey, esto ocasionó que el costo de la gasolina en México se devaluara, por lo que la guerra petrolera actual entre Rusia y Arabia Saudita mantendrán los precios del petróleo en niveles bajos, volviendo más accesible el precio de la gasolina.

En redes sociales se difundieron imágenes de gasolineras que vendían la magna hasta en 16 pesos por litro en algunos puntos de la Ciudad de México, mientras que en Tamaulipas se registró un precio de 11 pesos con 99 centavos el litro, la cantidad más baja según la Comisión Reguladora de Energía.

Sin embargo, las campañas que se están realizando para quedarse en casa y evitar el contacto con personas, tiene como consecuencia que la demanda de combustible sea baja, pues hay una menor cantidad de autos circulando por las ciudades.

Otros factores que influyen en el precio son el tipo de cambio, ya que el precio de petróleo se fija en dólares; el costo de logística; impuesto IEPS y margen de ganancia de las estaciones de servicio.

BM

Comments are closed.