(CDMX). Derivado de la propagación constante del coronavirus en la Ciudad de México, diversos establecimientos se han visto afectados en su producción y economía, por lo que han sido forzados a cerrar.

Algunos han optado por reducir su jornada laboral o número de empleados para sobrellevar la situación que está impactando a nivel mundial por la declarada pandemia del virus con origen en Wuhan, China.

Frente al llamado de las autoridades gubernamentales para mantenerse en casa, se ha registrado que el número de personas que salen a las calles va reduciendo poco a poco, y algunos establecimientos de comida se ven vacíos.

De todos los demás comercios que permanecen abiertos, se puede notar que trabajan con las medidas sanitarias como uso de cubrebocas, lavado de manos constante y reparto de gel antibacterial.

BM

Comments are closed.