(CDMX). Siguiendo con el tema de las festividades de independencia, que confirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador ayer, sí se llevarán a cabo, el primer mandatario señaló que lo planea con 500 asistentes que puedan mantener la sana distancia para evitar contagios de Covid-19 y añadió que propuso que lleven antorchas para mandar un mensaje de esperanza.

Reconoció también la polémica que se generó tras este anuncio, pues la pandemia no se ha terminado y los mexicanos consideran un riesgo alto realizar el grito y el desfile con público.

“¿Cómo vamos a celebrar el grito? Pues con sana distancia en al ceremonia, claro que va a ser en el balcón. En toda la plancha del Zócalo pueden estar 500 personas, bien separadas y yo hice la propuesta al comité de la ceremonia que sea con antorchas, para manda el mensaje de que sigue encendida la llama de la esperanza”.

Ante esto, reiteró que si se podría hacer con el número de asistentes que mencionó, quienes representarían a los 32 estados de la República, y cubriendo las medidas sanitarias.

López Obrador indicó que se seguirá la misma cobertura por radio y televisión para que todos puedan verlo.

BM

Comments are closed.