(CDMX). La Universidad Nacional Autónoma de México realizó este lunes un homenaje a Mario Molina, uno de los más destacados ingenieros del país, distinguido con el Premio Nobel de Química 1995.

José Mario Molina-Pasquel Hernández, falleció el pasado 7 de octubre a los 77 años y la Máxima Casa de Estudios le recordó con sus principales trabajos en la química atmosférica y estudios académicos que lo llevaron a obtener reconocimiento a nivel mundial.

El evento fue realizado de manera virtual, y contó con las participaciones del rector, Enrique Graue Wiechers y Luis Molina Pasquel, José Sarukhán Kermez, Francisco Barnés Castro, Julia Carabias Lillo, Eduardo Bárzana García, Susana Magallón Puebla, Telma Castro Romero y Carlos Amador Bedolla.

Al finalizar el homenaje, en su oportunidad, Graue Wiechers solicitó al Senado de la República que se le otorgue la máxima presea mexicana, la Medalla Belisario Domínguez, como reconocimiento al aporte que otorgó en vida a la nación y al mundo.

BM

Comments are closed.